¿Cómo afecta la ansiedad en la alimentación?

por | Nutrición Clínica

En el instante en el que vivimos, nos vemos sujetos a diferentes situaciones de ansiedad y estrés en diversos ámbitos de nuestra vida: en lo personal, social, laboral, etc. Esta ansiedad nos puede generar una alteración de los hábitos alimentarios, entre otras cosas. Cuando nuestro estrés es demasiado alto, podemos llegar a tomar diversas actitudes frente a la comida, que alterarán los patrones de conducta alimentaria: compulsividad, falta de apetito, malas decisiones respecto a los alimentos…

Algunas de las causas más frecuentes de estos patrones inadecuados son el ritmo de vida acelerado, el estrés ambiental o la mala salud psicológica. Esto suscita un desequilibrio calórico y metabólico de nutrientes que nos dirige a alteraciones del apetito y hormonales.

Nuestra microbiota es considerada como el segundo cerebro, y los nutrientes que incluimos a través de la dieta van a favorecer la activación de sustancias químicas y vías hormonales en el intestino que regularan funciones relacionadas con el apetito, el sueño o la ansiedad y el estrés.

Por ello la ansiedad afecta al aparato digestivo a través de esas comunicaciones bidireccionales entre el cerebro y el tracto gastrointestinal, conocidas como el eje cerebro-intestino. Los cambios en las secreciones y el aumento de la permeabilidad, alteran la barrera intestinal, permitiendo la captación luminal de antígenos, provocando así la activación del sistema inmune y el inicio de la respuesta inflamatoria de la mucosa.

La ansiedad de forma crónica produciría problemas de malabsorción de nutrientes, alergias, intolerancias, la mucosa intestinal perdería la capacidad de regeneración, cambiarían las secreciones digestivas generando así (por todas estas razones) unas digestiones enlentecidas y disfuncionales.

Vamos a ver detalladamente qué tenemos que tener en consideración dentro de estas dos variables: la ansiedad y la alimentación.

El cortisol es una hormona que se secreta en la corteza de la glándula suprarrenal, dentro del eje corticotropo (HHS), cuando se forma un estado de estrés y ansiedad se origina un aumento de cortisol plasmático.

El cortisol interviene en el metabolismo de los carbohidratos, las grasas y las proteínas, además de ayudar a equilibrar los electrolitos, por ósmosis, en el organismo (sudoración).

Cuando hay hipercorticismo se produce indigestión, irritación e inflamación de la  mucosa intestinal que puede generar úlceras, colitis y síndrome de colon irritable. Este último es el trastorno gastrointestinal más común asociado a la ansiedad, los pacientes que padecen esta patología presentan una sobreestimulación del SNS y elevados niveles de cortisol en sangre.

También aumenta la permeabilidad intestinal, la motilidad, la sensibilidad visceral, el flujo sanguíneo, las secreciones y el hábitat de la microbiota (mediante un desequilibrio de la flora intestinal), esta microbiota interacciona localmente con las células intestinales, el sistema nervioso entérico y el central.

En el caso de la permeabilidad intestinal se ha demostrado, en estudios recientes realizados en humanos, que las personas a las que les ocasionaba ansiedad hablar en público experimentaron un aumento de la permeabilidad del intestino delgado, vinculado al aumento del cortisol en sangre (Vanuytsel et al., 2014). El moco, la serotonina y la melatonina que se originan en respuesta a la ansiedad, son mecanismos endógenos de defensa que presenta el organismo frente a esas lesiones gastrointestinales.

Como ya memos mencionado anteriormente existen personas a las que la ansiedad les lleva a comer de una forma más compulsiva, pero también en otras puede generar estreñimiento o falta de apetito. De una forma u otra no nos resulta beneficiosa en ninguna de sus afecciones.

No es de extrañar escuchar que la ansiedad está relacionada directamente con el sobrepeso, los altos niveles de cortisol en sangre y dentro de las células del organismo, generan una retención, y por lo tanto aumento, de la grasa visceral. En estudios recientes se ha observado que la ansiedad genera un desequilibrio de la glucemia creando un mecanismo que podría aumentar el riesgo de sufrir DM2, por una hiperinsulinemia, favoreciendo el almacenamiento de grasa y promoviendo altos niveles de sustancias inflamatorias en el hígado.

Al final la ansiedad y el estrés pueden provocar multitud de afecciones que van a mermar nuestra calidad de vida. La buena noticia es que hay acciones con las que podemos disminuir esta ansiedad en nuestra vida diaria.

Desde el Centro Realfooding os animamos a llevar una dieta basada en comida real, rica en nutrientes y sin ultraprocesados, para así disminuir los niveles de azúcar en sangre y evitar los efectos perjudiciales del cortisol elevado.

Una alimentación basada en alimentos de origen vegetal, rica en productos integrales y grasas saludables desempeña un papel muy relevante tanto en el fortalecimiento de la función inmune y la mejora de la inflamación, así como en el funcionamiento óptimo de la función cerebral y regulación de estos aspectos del estado anímico.

No solo podemos actuar desde ese lado, sino que realizando actividad física también podemos disminuir, tanto de forma generalizada la ansiedad, como mermar esos efectos del cortisol y la grasa corporal, mejorando el sistema inmune y reduciendo el apetito.

Por otro lado con la práctica de meditación y control de la respiración se puede dirigir tu mente hacia un estado más relajado, regenerando también así las rutinas de sueño.

Nos puede ayudar poner especial atención en el pensamiento positivo, ser capaz de identificar qué es aquello que nos provoca ansiedad, que nos genera alteraciones en el apetito, aprender a gestionar estas situaciones y saber cómo sustituir estos pensamientos por otros más adaptativos, analizando la situación, realizando ejercicios mentales de distracción.

Como refuerzo final en estas acciones podemos identificar aquellos alimentos que nos evocan más ansiedad y no tenerlos en casa de forma habitual. Aprender a decir NO a esos productos que nos disparan la ansiedad.

No nos olvidemos de ponernos en manos de un profesional cualificado cuando necesitemos ayuda, los psicólogos son especialistas que nos ayudarán a recuperar nuestra salud, sentirnos bien con nosotros mismos y contribuirán a logar una calidad de vida satisfactoria para cada uno de nosotros.

  • BIBLIOGRAFÍA:

Vanuytsel T, van Wanrooy S, Vanheel H, Vanormelingen C, Verschueren S, Houben E et al. Psychological stress and corticotropin-releasing hormone increase intestinal permeability in humans by a mast cell-dependent mechanism. Gut. 2014; 63(8): 1293-9.

Alonso C, Guilarte M, Vicario M, Ramos L, Ramadan Z, Antolín M et al. Maladaptive intestinal epithelial responses to life stress may predispose healthy women to gut mucosal inflammation. Gastroenterology. 2008; 135(1): 163-72.

Brzozowski T, Magierowska K, Magierowski M, Ptak-Belowska A, Pajdo R, Kwiecien S et al. Recent advances in the gastric mucosal protection against stress-induced gastric lesions. Importance of renin-angiotensin vasoactive metabolites, gaseous mediators and appetite peptides. Curr Pharm Des. 2017. doi: 10.2174/1381612823666170220160222.

Cox AJ, West NP, Cripps AW. Obesity, inflammation, and the gut microbiota. Lancet Diabetes Endocrinol. 2015; 3(3): 207-15.

Autora principal: Sara Egido Morata, Dietista

Supervisado: Macarena Illanas

Centro Realfooding

Artículos relacionados

El estigma de la menstruación en la sociedad

El estigma de la menstruación en la sociedad

“¡Llevas unos días que no hay quien te soporte! ¿A qué adivino? ¿Tienes la regla?” ¿Que ser humano no ha escuchado alguna vez una expresión así? ¿Que niña en el colegio no ha pasado un mal día por no manchar la silla de clase en sus días de menstruación? O se ha...

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD DE CENTRO REALFOODING S.L.
Responsable: CENTRO REALFOODING S.L. Finalidad: Prestar los servicios ofrecidos a través de la web o atender otros tipos de relaciones que puedan surgir con CENTRO REALFOODING S.L. como consecuencia de las solicitudes, gestiones o trámites que el usuario realice mediante la web. Legitimación: Consentimiento del interesado según lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 y la LOPDGDD 3/2018. Destinatarios: Fichero interno automatizado de CENTRO REALFOODING S.L. y terceros para el desarrollo, mantenimiento y control de la relación jurídica que se establezca cuando exista autorización legal por el usuario para hacerlo. Derechos: Acceso, rectificación, cesión, oposición y derecho al olvido. Información adicional: Puede obtener toda la Información adicional y detallada que precise sobre el tratamiento y protección de sus datos personales en el enlace: https://centrorealfooding.com/aviso-legal/