Alimentación consciente

por | Nutrición

La alimentación consciente, o mindful eating, consiste en comer poniendo plena atención al proceso, antes, durante y después de la comida.

Vivimos a un ritmo de vida frenético y en piloto automático que favorecen el hecho de que comamos de forma automática, alejándonos de las señales fisiológicas de hambre y saciedad.

¿Qué pasa si te pregunto qué comiste ayer?

Probablemente tengas que dedicar unos minutos a pensarlo y recordarlo. Esto es algo que vemos a diario en consulta y que nos alerta de que no prestamos apenas atención a la hora de comer o cenar.

Gran parte de nosotros vivimos desatendiendo las señales de nuestro cuerpo, tratando de ajustarnos a menudo a dietas muy restrictivas, donde nos prohíben alimentos. Esto alimenta el sentimiento de culpa al comer, lo que lleva a comer con ansiedad y cantidades desmedidas muy por encima de nuestra saciedad real.

El trabajo de la alimentación consciente puede contribuir a:

  • Mejorar la gestión de la ansiedad con la comida.
  • A tomar consciencia de cuándo tenemos hambre real y cuando buscamos comer para calmar una emoción.
  • Nos hace aprender a comer alimentos menos saludables, disfrutando de ellos en el momento en que los estamos comiendo. 
  • Disfrutar de las comidas del día a día.

Es decir, nos hace mejorar nuestra relación con la comida.

Podemos entender el proceso de alimentarnos conscientemente como un estilo de vida:

  • Desde que planificamos qué vamos a comer, qué recetas nos gustaría elaborar y vamos a la compra, elegimos los alimentos que nos gustan y que vamos a preparar.
  • Cuando dedicamos un tiempo en la cocina a elaborarlos y combinarlos entre ellos, con especias, con toques que nos vayan a hacer disfrutarlos más.
  • Y en el momento en que nos sentamos a la mesa delante del plato que hemos preparado.

El momento de comer propiamente dicho puede ser el que más peso tenga y en el que es muy positivo trabajar.


Algunos pequeños consejos para mejorar este aspecto:

  • Sentarnos en una mesa donde lo que vayamos a hacer sea solo comer.  A menudo comemos o bien en nuestro puesto de trabajo o deprisa sobre una encimera y esto distorsiona las sensaciones de hambre y saciedad
  • Beber un vasito de agua o de un caldito calentito ahora que hace frio, despacio y acompañándolo de una respiración profunda, puede contribuir a que nos calmemos y el cuerpo se predisponga a atender lo que tiene delante, nuestro plato de comida
  • Evita distracciones como móviles o tele, y si puedes, ponte algo de música tranquila, algo que nos ayude a asociar el momento de comer como algo agradable
  • Con el primer bocado, para un momento y dedica unos minutos a percibir qué sabores y aromas aprecias, la textura, el sonido al masticar…
  • Vamos a darnos un tiempo mientras masticamos, sin atosigarnos con que el siguiente bocado está esperando. Entre bocado y bocado deja los cubiertos en el plato, no pinches el siguiente trozo hasta que no hayas tragado el primero
  • ¿Cómo te estás sintiendo cuando comes? ¿Esos sabores te recuerdan o evocan algo?  ¿Y después de comer, cómo te encuentras?
alimenatción consciente

Como todo, al principio es un proceso que cuesta y que no sale natural. La re-conexión con nuestras sensaciones se tiene que entrenar, pero luego será como conducir, al principio implica un esfuerzo que luego interiorizamos de forma rutinaria.

Trabajando la alimentación consciente también aprendemos a reconocer las señales que nos indican que queremos comer por aburrimiento o preocupación y ese es el primer paso para trabajar con las herramientas adecuadas para gestionar esas emociones.

También valoramos lo que se puede disfrutar con una comida del día a día y, por un lado, no deseamos con tanta ansiedad un alimento menos sano, lo disfrutamos cuando lo queramos tomar sabiendo que no es algo malo que un día lo comamos en el conjunto de mi alimentación. Además probablemente atendamos a nuestras sensaciones y no comamos tanta cantidad como cuando lo comemos como premio por haber estado restringiendo y comiendo de forma automática.

Artículos relacionados

Hambre emocional y psiconutrición

Hambre emocional y psiconutrición

¿Está mal sentir hambre emocional? Últimamente hemos escuchado más el término hambre emocional, a menudo asociado a algo negativo. Pero, ¿Por qué es negativo? Los seres humanos, somos seres sociales y nos movemos en torno a las emociones. La comida desempeña un papel...

Nutrición en el deporte

Nutrición en el deporte

En la mayoría de ocasiones, cuando pensamos en nutrición en el deporte nos vienen a la cabeza las proteínas o los botes de suplementos. Sin embargo, esa es posiblemente la parte con menor importancia dentro de esta especialidad. La nutrición deportiva es una rama de...

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD DE CENTRO REALFOODING S.L.
Responsable: CENTRO REALFOODING S.L. Finalidad: Prestar los servicios ofrecidos a través de la web o atender otros tipos de relaciones que puedan surgir con CENTRO REALFOODING S.L. como consecuencia de las solicitudes, gestiones o trámites que el usuario realice mediante la web. Legitimación: Consentimiento del interesado según lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 y la LOPDGDD 3/2018. Destinatarios: Fichero interno automatizado de CENTRO REALFOODING S.L. y terceros para el desarrollo, mantenimiento y control de la relación jurídica que se establezca cuando exista autorización legal por el usuario para hacerlo. Derechos: Acceso, rectificación, cesión, oposición y derecho al olvido. Información adicional: Puede obtener toda la Información adicional y detallada que precise sobre el tratamiento y protección de sus datos personales en el enlace: https://centrorealfooding.com/aviso-legal/